Historia

¿Quiénes somos?

La fundación de la Academia Costarricense de Ciencia Genealógicas se remonta al 5 de julio de 1952, y fue impulsada por don Ernesto Quirós Aguilar. En ese entonces, y luego de una reunión celebrada en su casa, a la cual asistieron numerosos aficionados al tema, se acordó la creación de una institución académica dedicada al estudio de las ciencias genealógicas.

Trece fueron las personas que promovieron la creación de nuestra Academia, y hoy las recordamos como Académicos Fundadores. Además de Quirós, entonces teniente coronel, ellos son el Ing. Ricardo Fernández Peralta y su hermano, don Álvaro Fernández Peralta; don Mario Fernández Piza; el Prof. Luis Felipe González Flores (premio Magón de Cultura de 1969 y Benemérito de la Patria); don Franz Hack-Prestinary Gotay; el Lic. Otón Jiménez Luthmer; el Prof. Jorge A. Lines Canalías y su esposa, la Prof. María Molina de Lines; don Humberto Nigro Borbón; don Enrique Robert Luján; don José Francisco Trejos Quirós y Don Alfredo, Príncipe de Prusia, Sajonia y Altemburgo –en ese entonces ya radicado en nuestro país–.

Nuestros primeros estatutos fueron aprobados el 8 de agosto de 1952 (resolución N° 392) por el presidente de la República, don Otilio Ulate Blanco, y el ministro de Gobernación, Gerardo Guzmán Quirós.

En ellos se explicitan los fines que durante más de medio siglo han guiado a la Academia: impulsar los estudios sobre genealogía, la investigación antropológica de los pueblos originarios, vincular a las personas que se dedican a estas investigaciones –tanto en el país como en el extranjero– y difundir estos conocimientos por medio de conferencias y publicaciones.

De acuerdo con los estatutos fue elegida la primera Junta Directiva de nuestra institución, la cual estuvo vigente entre 1952 y 1953. Sobre este primer órgano hay que destacar la participación de la Prof. María Molina de Lines como primera vicepresidenta; esto por cuanto en Costa Rica las mujeres recién ganaron la totalidad de sus derechos ciudadanos en 1949 –entre ellos el derecho al voto y a ocupar puestos de elección popular–; de ahí que la ACCG fue una organización pionera en integrar plenamente a la mujer a un puesto de mando.

Muestra del impacto regional que alcanzó nuestra labor cultural y divulgativa, es que las labores que se realizan en la Academia Costarricense de Ciencia Genealógicas fueron declaradas de utilidad pública para los intereses del Estado el 3 de mayo de 1978 (Decreto Ejecutivo N° 8543-G) por el presidente de la República, Daniel Oduber Quirós, y el ministro de Gobernación, Milton Arias Calvo.

Igualmente confirma la madurez alcanzada por nuestra institución que, en el 2000, tuvo el privilegio de organizar la X Reunión Americana de Genealogía y I Congreso Nacional de Genealogía, actividad que desde sus inicios, en 1961, solamente se había llevado a cabo en países suramericanos.

Sobre nuestro escudo

Desde sus orígenes en 1952, la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas se ha identificado ante otras asociaciones culturales –y ante la sociedad en general– mediante el uso de su escudo heráldico.

La conformación de este blasón quedó establecida en nuestros primeros estatutos, los cuales fueron aprobados el 8 de agosto de 1952 (resolución N° 392) por el presidente de la República, don Otilio Ulate Blanco, y el ministro de Gobernación, Alfredo Hernández Volio:

Art.º 39.—La Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas ha adoptado el siguiente escudo: de oro, el árbol arrancado de sinople. Bordadura cosida de plata con seis águilas de sable (que es Cartago). El todo sobre joya aborigen de oro.

Al año siguiente, y ante la aparente falencia heráldica de colocar metal sobre metal, el Académico Fundador Franz Hack-Prestinary Gotay redactó el artículo “La razón de las armas ‘falsas’ de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas”.

Académicos

Junta Directiva (2013-2015)

Presidente Don Julio Ernesto Revollo Acosta
Vicepresidente Don Sergio Alonso Valverde Alpízar
Secretario Don Luis Carlos Serrano Madrigal
Prosecretaria Doña Giselle Fernández Alfaro
Tesorero Don Manuel Enrique Salazar Herrán
Subtesorero Don Mauricio Osvaldo Meléndez Obando
Vocal Primero Don Félix José Ortiz Volio
Vocal segunda Doña Clarita Bornemisza Steiner
Vocal Tercero Don Jorge Francisco Sáenz Carbonell

 

 

Fiscalía (2013-2015)

Fiscal propietario Don Federico Mata Herrera
Fiscal suplente Don Don Gustavo Naranjo Chacón

Comité Editorial (2013-2015)

Don Julio Ernesto Revollo Acosta
Don Mauricio Osvaldo Meléndez Obando
Don Gustavo Naranjo Chacón
Don Luis Carlos Serrano Madrigal

 

Académicos de número

El número indica el correspondiente número de silla

1 Don Julio Ernesto Revollo Acosta 20 Don Eduardo Chamberlain Gallegos 39 Don Esteban José Rivera Brenes
2 Don Eduardo Fournier García 21 Don Gustavo Naranjo Chacón 40 Doña Marina Volio Brenes
3 Don Enrique Valverde Runnebaum 22 Don Francisco José Aguilar Urbina 41 Don José Francisco Anglada Soler
4 Don Mario Zaragoza Aguado 23 Don José Antonio Solera Víquez 42 Don José Antonio Muñoz Elizondo
5 Don Hernán Fuentes Baudrit 24 Don Ricardo José Méndez Alfaro 43 Don Luis Carlos Serrano Madrigal
6 Doña María Eugenia Alfaro Castro 25 Don Óscar Aguilar Bulgarelli 44 Doña Annie Lemistre Pujol
7 Doña Luz Alba Chacón León 26 Don Yves de la Goublaye de Menorval Rodríguez 45 Don Warnes Sequeira Ramírez
8 Don Félix José Ortiz Volio 27 Doña Giselle Fernández Alfaro 46 Don Emilio Gerardo Obando Cairol
9 Don Roberto Solórzano Sanabria 28 Don Pablo Gurdián Bond 47 Don Alexander Strunz Romanini
10 Don Manuel Enrique Salazar Herrán 29 Doña Olga Madriz de Merzerville 48 Don Gustavo Solórzano Zeledón
11 Don Carlos Fernando Paniagua Aguilar 30 Doña Rosemarie Rodríguez Castro  49 Don Luis Fernando Salazar Alvarado
12 Don Federico Mata Herrera 31 Don Raymundo Brenes Rosales  
13 Don Sergio Alonso Valverde Alpízar 32 Don Tomás Federico Arias Castro  
14 Don Rodrigo Emilio Fernández Castillo 33 Don Luis Felipe Fernández Rivera  
15 Don Mauricio Osvaldo Meléndez Obando 34 Don Guillermo Alvarado Induni  
16 Doña Betsy Montealegre Castellanos 35 Don Carlos Alvarado Induni  
17 Don Edwin León Villalobos 36 Don Guillermo de la Rocha Hidalgo  
18 Don Jorge Francisco Sáenz Carbonell 37 Doña Clarita Bornemisza Steiner  
19 Don Eugenio Herrera Balharry 38 Don Johnnatan Andrés Monge Sandoval  

 

Académicos honorarios

1 Don Hernán Fuentes Baudrit (1982) 6 Don Guillermo Malavassi Vargas (1992) 11 Don Roberto Solórzano Sanabria (2007)
2 Don Enrique Valverde Runnebaum (1982) 7 Doña Lorena Vázquez Bonilla (2000) 12 Don Manuel Enrique Salazar Herrán (2007)
3 Don Julio Ernesto Revollo Acosta (1982) 8 Don Eduardo Fournier García (2007) 13 Doña Olga Fernández Piza (2007)
4 Don Mario Zaragosa Aguado (1982) 9 Doña Luz Alba Chacón León (2007) 14 Don Óscar Aguilar Bulgarelli (2012)
5 Don Germán Serrano Pinto (1990) 10 Don Edwin León Villalobos (2007) 15 Don Raymundo Brenes Rosales (2012)

 

Académicos asociados

1 Don Carlos Enrique Carranza Villalobos
2 Don Bernal Morera Brenes
3 Doña María Victoria Madriz Castro
4 Don Bryan Arias Jiménez
5 Don Pedro José Agüero Arroyo

 

Primera Junta Directiva (1952-1953)

Presidente Ten. Col. Ernesto Quirós Aguilar
Vicepresidente Prof. Doña María Molina de Lines
Vicepresidente Ing. Don Ricardo Fernández Peralta
Secretario General Don Fernando Mora–Prestinary
Secretario de Actas Don Franz Hack–Prestinary Gotay
Tesorero Don Enrique Robert Luján
Vocal Don Alfredo Príncipe de Prusia
Vocal Don Humberto Nigro Borbón

Genealogistas destacados

La Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas rinde homenaje a los principales genealogistas del siglo XIX y los nacidos en la primera mitad del siglo XX, a quienes reconoce su enorme contribución al desarrollo de la ciencia genealógica y de la Academia.

 

Don José María Figueroa Oreamuno

Don José María Figueroa Oreamuno (1821-1900)

Fue el primer costarricense que incursionó de manera sistemática en la genealogía. Figueroa fue un hombre polifacético: viajero incansable, crítico irreverente y anticlerical, se interesó en temas tan diversos como la historia, la geografía, la cartografía, la arqueología, la antropología, la política y la genealogía, todo lo cual se refleja en su obra cumbre, que la tradición bautizó como Álbum de Figueroa, el cual custodia el Archivo Nacional de Costa Rica. En esta obra de 380 páginas, una quinta parte –de la página 291 a la 376– está dedicada a gran cantidad de familias del Valle Central.

Don Manuel de Jesús Jiménez Oreamuno

Don Manuel de Jesús Jiménez Oreamuno (1854-1916)

El segundo genealogista de Costa Rica. Su principal trabajo incluye tres tomos con genealogías de Cartago y otras provincias y la primera localización topográfica de los vecinos de la ciudad de Cartago durante dos siglos y medio. Esta obra se conserva en el Archivo Histórico Arquidiocesano Bernardo Augusto Thiel, en San José. Fue político y escritor, presidente de la Municipalidad de Cartago (1883-1885), diputado por Cartago (1886-1888 y 1892) y secretario de Relaciones Exteriores (1888-1889).

Don Cleto González Víquez

Don Cleto González Víquez (1858-1937)

Publicó alrededor de 18 trabajos genealógicos en diferentes revistas. Escritor de renombre e historiador. Fue diputado, ministro de Estado y presidente de la República en dos períodos (1906-1910 y 1928-1932). Declarado Benemérito de la Patria en 1944.

Don Eladio Prado Sáenz

Don Eladio Prado Sáenz (1880-1941)

Publicó numerosos trabajos genealógicos. Creó un archivo genealógico de gran valor, que actualmente se conserva en el Centro de Investigaciones Históricas de América Central (CIHAC), de la Universidad de Costa Rica. Fue historiador especialmente dedicado a los estudios de las diferentes órdenes religiosas en Costa Rica.

Don Ernesto Quirós Aguilar (1884-1967)

Fundador de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas y su primer presidente. Intensificó las relaciones internacionales y donó su archivo personal a la Academia. Aunque publicó numerosos trabajos genealógicos, algunos de estos no responden a los criterios rigurosos de artículos científicos actuales.

Monseñor Sanabria

Don Víctor Manuel Sanabria Martínez (1898-1952), 2° arzobispo de San José

Publicó las Genealogías de Cartago hasta 1850 (seis tomos), las Genealogías de Ujarrás (un tomo) y dejó inconclusas las Genealogías de San José y Heredia, custodiadas en el Archivo Histórico Arquidiocesano Bernardo Auguto Thiel, San José. Fue el segundo Arzobispo de Costa Rica. Falleció días antes de la fundación de la Academia, por lo que se le considera el gran ausente de esta corporación.

Don Enrique Robert Luján (1901-1989)

Fundador de la Academia, varias veces presidente y colaborador de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas por más de 30 años. Realizó diversas publicaciones genealógicas. Rescató para la Academia muchos trabajos genealógicos dispersos.

Don Rafael Obregón Loría (1911-2000)

Uno de los más destacados historiadores de Costa Rica durante el siglo XX. Investigó a fondo la historia costarricense y fue un docente muy querido y respetado. En el campo genealógico, publicó las genealogías de las familias alajuelenses basado en las fuentes sacramentales de la ciudad de Alajuela.

Don Norberto Castro Tosi (1921-1971)

Es quizás el genealogista costarricense más conocido internacionalmente, pues publicó estudios en diferentes países. Sus trabajos se caracterizaron por la consulta rigurosa de fuentes primarias. Su obra monumental –lamentablemente con algunas alteraciones de manos criminales– es el Armorial General de Costa Rica, publicado en el 2001 por la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas –su custodio– en formato digital. También destacó como heraldista.

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ir arriba.